viernes, 3 de junio de 2016

Desaparición forzada de 4 campesinos del municipio de Argelia Cauca, el día 02 de Junio de 2008

Familiares de desaparición forzada Argelia Cauca

En la madrugada del 2 de junio de 2008 hombres fuertemente armados, pertenecientes a la estructura paramilitar de los Rastrojos irrumpieron simultáneamente en las casas de habitación de los campesinos Armando Cerón, Elder Daza, Henry Gaviria y Gerardo Hoyos en el corregimiento san Juan de la Guadua, municipio de Argelia Cauca.

Con insultos y amenazas obligaron a abrir las puertas de estas casas, posteriormente sacaron a los cuatro campesinos de sus viviendas, los amarraron y los llevaron con rumbo desconocido. Saquearon las pertenencias de las familias, intimidaron a las esposas y los hijos que se encontraban juntos a sus esposos.

Esta acción paramilitar, se da en un escenario de militarización y control policial sobre el municipio de Argelia Cauca, los paramilitares tomaron control de la zona desde el mes de Abril de 2008, en su macabro transito asesinaron y desaparecieron campesinos en otros caseríos de este municipio sin ningún tipo de impedimento por parte de autoridades militares, policiales y civiles.

Han pasado 8 años desde aquel crítico momento, 8 años en que el terror paramilitar generó un desplazamiento masivo de más de 300 familias del municipio de Argelia Cauca. Armando, Elder, Henry y Gerardo son 4 de las víctimas de desaparición forzosa que ha dejado esta actuación paramilitar, 8 años de impunidad, 8 años de incertidumbre por desconocer el paradero de estos 4 campesinos, 8 años de sufrimiento para sus esposas e hijos.

La comisión Interamericana de derechos benefició con medidas cautelares en julio de 2010 a 29 familias víctimas de desplazamiento forzado, asesinato y abuso sexual y a frente a las recomendaciones hechas por esta instancia internacional, el proceso de investigación sobre estos hechos no avanza, las familias no han sido reparadas moral, ni materialmente. Los paramilitares que han sido detenidos por algunas autoridades no son investigados por estos hechos.

Los familiares de estas víctimas esperan que se haga justicia en este caso, que se dé celeridad al proceso de ubicación de los sitios donde se presume fueron asesinados y estarían los restos de los cuatro desaparecidos.

Ellos están vivos y presentes en la memoria de sus familiares, ellos como el resto de víctimas de esta actuación paramilitar, esperan celeridad en el proceso de investigación por parte de las autoridades competentes para ser encontrados. Ellos esperan que se conozca la verdad, que se sancione a los responsables, que haya resarcimiento de los daños causados. Ellos esperan que se haga justicia sobre este episodio.

Sin Olvido 


0 comentarios:

Publicar un comentario