lunes, 4 de abril de 2016

Luis Alberto Cardona Mejía

4 abril 1989 - 4 abril 2016


Luis Alberto Cardona Mejía,  economista que a sus 37 años, había militado en el Partido Comunista Colombiano, incluso llegó a organizar la JUCO en el departamento de Caldas. Más tarde  fue concejal de Chinchiná, por La Unión Patriótica. Fue, además, presidente del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos [CPDH] en Risaralda, decano de la Facultad de Administración Cooperativa de la Corporación Universitaria de Santa Rosa de Cabal y Catedrático de la Universidad de Caldas y asesor de los caficultores.

Luis Alberto, solía denunciar públicamente los casos de corrupción, colaboró con la conformación de sindicatos en Risaralda y los asesoró, fue tal su trabajo que se hizo merecedor del premio internacional de Paz Nelson Mandela en el año de 1989. Puso su conocimiento al servicio de las necesidades de la gente de la región y llevó su convicción de lucha organizada a lo concreto, permitiéndole reclamar y reivindicar los Derechos Humanos y el empoderamiento de comunidades, siempre en la búsqueda de justicia social.

Recibió múltiples amenazas debido a su trabajo y finalmente el 4 de Abril de 1989, Luis Alberto Cardona Mejía fue víctima de la estructura militar denominada Muerte a Comunistas [MAC], cuando viajaba al municipio de Santa Rosa de Cabal, en el departamento de Risaralda, cuando unos sicarios tomaron el control de la buseta en la que viajaba y pretendían hacerlo bajar, pero al negarse le dispararon en el lugar.

Su muerte provocó importantes manifestaciones y rechazo por parte no sólo de las organizaciones sociales y políticas sino también por la sociedad civil, habían asesinado a quién trabajaba en nombre de todos por la construcción de una sociedad realmente justa.

Un crimen más en la impunidad, una muerte que conmemoramos, en la que se sigue inspirando y animando para construir espacios de verdad, donde se demandan nuevos caminos y nuevos procesos para generar igualdad. Y aún 27 años después se recuerda y se conmemora su homicidio, porque el trabajo de Luis Alberto no se da por terminado, porque queda todavía mucho por conquistar.

Una víctima más de la violencia de aquella década en nuestro país, de la persecución política a la UP, con nombre y rostro. Un hombre que dejó huella, legado y motivos para seguir en constante esfuerzo por una transformación, por los Derechos Humanos, por la verdad y por la justicia.

Luis Alberto Cardona Mejía en la Memoria, 
Luis Alberto Cardona Mejía, sin olvido.

0 comentarios:

Publicar un comentario