domingo, 21 de abril de 2013

EDUARDO ÁVILA FONSECA

Abril 20 de 1993 - Abril 20 de 2013

Ya son 20 años desde que Eduardo Ávila Fonseca fue detenido – desaparecido, posteriormente encontrado asesinado. 20 años de búsqueda incansable y resultados inocuos en las investigaciones frente a los hechos y los responsables. Sólo la memoria de la familia y amigos ha hecho posible asomos de verdad, esa que indica que Eduardo fue detenido arbitrariamente por unidades de la SIJIN de la Policía Nacional, lo subieron a la fuerza a un vehículo mientras lo golpeaban y lo desaparecieron.

Eduardo Ávila Fonseca había sido el guardaespaldas de Carlos Pizarro Leongómez candidato a la presidencia por el partido Alianza Democrática M-19.

Eduardo fue detenido y desaparecido el 20 de Abril de 1993, visto por última vez a las seis de la tarde por su hermana. Ese día fue abordado por cuatro hombres en la carrera 13 con 63 en la ciudad de Bogotá, ellos, vestidos de civiles y con armas, obligaron a Eduardo a subir a un taxi.

Su familia fue informada de su detención dos horas después y decidieron empezar una búsqueda larga, angustiosa y sin respuestas, dónde nadie les dio razón de Eduardo.

Luego de lo sucedido, emergieron múltiples versiones, pero debido al incansable deseo de la familia por encontrar la verdad, se pudo conocer que Eduardo fue detenido y desaparecido por agentes de la SIJIN.

Su cuerpo sin vida fue encontrado tiempo después, sin hallar respuesta alguna del porque de su detención, desaparición y ejecución extrajudicial. Y aún 20 años después la búsqueda incansable por esa verdad y de persistencia para que existan procesos de investigación que lleve al esclarecimiento de los hechos y a la Justicia, no cesan.

Colombia, un país que insiste una vez más en transformar este contexto que nos aflige a todos y a todas, que se ha llevado campesinos, campesinas, indígenas, mujeres y hombres. Paz con justicia social, es el reclamo de una Colombia que está cansada de sufrir, de cientos que lloran a sus hermanos y a sus líderes.

Hoy entonces, recordando a Eduardo Ávila, debe ser significado no de un sueño, sino un impulso real a trabajar, a cuestionar, a denunciar.

Las palabras de Gladys Ávila Fonseca hermana de Eduardo, hace 3 años y que hoy tiene más significado que nunca, que nos llama como pueblo, que reclama del Estado respeto,

Hasta que nuestra patria Colombia, escuche la voz del dolor, hasta que no desaparezcan más, hasta cuando se permita pensar, hasta cuando no se violen los derechos humanos, hasta cuando exista justicia y verdad. Eduardo Ávila, seguirá presente en la memoria. Eduardo una víctima más del crimen de estado en Colombia.

Recordamos, soñamos, construimos.

Eduardo Ávila, Fonseca en la Memoria
Eduardo Ávila Fonseca Sin Olvido.

0 comentarios:

Publicar un comentario